La traducción especializada: un sector muy rentable


Mediante la traducción especializada podrás diferenciarte de la competencia sacando más partido de tu conocimiento. Aprende como.


¿Por qué especializarse a la hora de traducir?

Mediante la traducción especializada podrás diferenciarte de la competencia sacando más partido de tu conocimiento. Aprende como.

Dentro del nuevo modelo empresarial, la internacionalización y globalización está suponiendo la única vía de desarrollo para algunas iniciativas que no se limitan a vender sus productos y servicios dentro de sus fronteras. Como es lógico, este auge de los negocios en el extranjero está alimentando otros sectores y beneficia en gran medida a la hora de ofrecer un modelo de negocio específico dentro de uno ya existente.

De hecho, cada vez se requiere más personal con un profundo conocimiento en lenguas foráneas que al mismo tiempo haya cursado alguna especialidad como puede ser jurídica, financiera o culquier otra especialidad técnica le permitirá  dar una salida a la gran demanda de documentos oficiales o corporativos que tienen muchas empresas.

El mundo actual 'sin fronteras' y donde la globalización va en aumento hace de la especialización un sector mucho más rentable económicamente para todo traductor que combine el conocimiento de un idioma con una especialización en una temática concreta.

¿Qué hace falta para vivir de la traducción especializada?

La base es el conocimiento a la perfección de un idioma, ser bilingüe o haber vivido en el extranjero y conocer a la perfección la lengua del país de acogida es ya un buen punto de partida. Lógicamente también es importante el conocimiento del escenario, es decir el mundo online para poder trabajar de traductor en internet.

Pero hace falta algo más, hace falta ese plus, ese añadido particular que complemente la habilidad del idioma dentro de un área o temática concreta para ofrecer todo un servicio especializado de traducción.

Entre las lenguas más demandadas se encuentran el inglés, el francés, el alemán, chino, pero hay otros idiomas como el finés, el noruego o dialectos que en caso de que dispongas de ese conocimiento te hacen ser un privilegiado debido a los pocos profesionales existentes, haciéndote sentir único y por ello más solicitado

Pero y ¿si eres de los que tus conocimientos se basan en un lenguaje más común, como puede ser el inglés?, tampoco es un drama. Si, hay muchas personas que saben ese idioma con fluidez y podrían dedicarse a traducir, pero, ¿todos los que saben ese idioma tienen por ejemplo conocimientos financieros, jurídicos, tecnológicos, …?. La respuesta es NO, luego ahí también puedes ser diferente y puedes destacar frente a tus competidores.

Por otro lado, si quieres dedicarte a traducir cualquier tipo de texto especializado, o de una materia concreta, algo que ayuda mucho es la titulación complementaria, ya que cada ámbito del conocimiento tiene su propia terminología y es tarea del traductor conocerla y ser capaz de expresarla sin vacilar. Con esto queremos decir que el traductor debe estar en continua formación y máxime si lo que quiere es especializarse.

En el ámbito de la traducción especializada, otro punto a tener en cuenta no tan importante pero donde todo suma, es tener conocimientos tecnológicos en cuanto a edición y cambios en el formato de un contenido, este tipo de perfil puede favorecer la contratación por parte de una agencia de traducción cuyos servicios estén enfocados en esta dirección. Pongamos un ejemplo, una persona envía un texto, quiere su traducción, pero también quiere englobarlo dentro de una presentación y quiere devuelto el contenido traducido pero dentro de un diseño y formato acorde con una imagen de marca. He aquí otra forma más de especializarse ya no en el contenido sino en la forma de devolver ese contenido.

Tanto conocer un idioma poco común, como la combinación de un idioma común pero aplicado dentro de una rama de las diferentes profesiones de hoy en día te hacen disponer de una posición privilegiada y ventajosa que te permitirá destacar del resto y ser un profesional cualificado.

La gran ventaja de poder hacer un trabajo desde casa

Quizás una de las principales ventajas de este tipo de trabajos es que puede realizarse, en la mayoría de los casos, desde tu propio hogar. Al fin y al cabo, y dejando de lado los grandes proyectos de traducción, la interpretación es una labor individual que requiere mucha concentración y voluntad documental. Por ello, las empresas que se dedican a traducir textos aportan facilidades a sus empleados para que puedan compaginar su trabajo con su vida familiar o con otras actividades profesionales que resultan lucrativas.

Si eres freelance o una persona independiente, el trabajar desde casa te da la facilidad de organizarte para realizar este tipo de servicio donde tu controlas los tiempos y las cargas de trabajo.

Principales especialidades que requieren traductores profesionales

Aunque en principio cualquier campo del saber puede ser susceptible de requerir una traducción a varios idiomas, aquí te mostramos algunas de las materias que más tirón tienen

  • Industrial: Documentación técnica dentro de una rama concreta de una especialidad profesional, los típicos manuales o folletos.
  • Tecnológica: Destacar la creación o traducción de contenidos multi idiomas de páginas web, páginas móviles o aplicaciones es un sector muy en auge.
  • Financiera: Referidos al ámbito económico, informes financieros, contratos, cuentas …
  • Jurídica: Dentro del sector como pueden ser contratos, textos oficiales …
  • Editorial: Más personales como pueden ser tipo libros o documentación de carácter más privada.
  • Comercial: Centradas en el ámbito del comercio para publicitarse.

Y para que veas como el hecho de traducir es una cosa que se encuentra en el día a día aunque a veces no nos demos cuentas. Aquí van 4 ejemplos concretos:

Piensa en una empresa que exporta piezas para el montaje de un producto para un país que este al otro lado del océano atlántico. En este caso, la organización importadora necesitará directrices de montaje que han debido ser traducidas del país origen al país destino, por lo que se precisarán los servicios de un traductor que por supuesto domine el idioma y que además tenga los conocimientos precisos sobre ingeniería.

Otro caso bastante ilustrativo es el siguiente. Cuando una empresa quiere presentarse a un concurso para obtener la concesión de una obra o contrato, debe presentar el proyecto debidamente traducido y cumplir con los rigores administrativos y jurídicos en el idioma adecuado. En este caso se necesitará de la pericia de un equipo de traductores técnicos y jurídicos que sean capaces de cumplir con los requisitos de presentación documental estipulados por la administración o empresa requerida.

En el caso de las especialidades financieras sucede lo mismo, ya que las grandes empresas o pequeñas que cuenten con filiales internacionales deben hacerse cargo de la presentación de cuentas en función de distintas normas (locales e internacionales) y solventar los problemas contables teniendo en cuenta el bagaje lingüístico propio del idioma en el que se llevan a cabo las actividades de gestión.

Y por último y ya en el ámbito más personal aquella persona que tiene pasión por escribir y publica su propio libro o e-book, pero quiere llegar más lejos y poder ofrecer su obra en otros idiomas.

En definitiva, son muchos los campos donde se puede requerir los servicios de un traductor especializado que sea capaz de transmitir y transcribir la información. Ya se trate de documentación interna (corporativa), externa (destinada a organismos públicos), o privada (de carácter personal).

¿Es rentable dedicarse a la traducción especializada?

Rotundamente SI. Visto desde un mundo de vista más práctico, especializaciones en el mundo real, ¿qué es mejor pagado el profesional de la limpieza o aquel profesional que limpia contenido peligroso?, ¿el que construye o el arquitecto?, ¿el cocinero o aquel que se dedica a la alta cocina? … pues con la especialización de la traducción igual.

Está claro, la especialización es un valor añadido que si lo ofreces te hará ser diferente y podrá definirte de una forma mucho más atractiva llevándote a la consecución de trabajos mucho mejor pagados y donde la competitividad será menor

Pero no olvides algo, para que sea rentable en el tiempo también deberás de invertir en formación y adquirir o actualizar los conocimientos en el ámbito de la especialización, eso hará que sigas siempre en la cima y que aunque pase el tiempo sigas siendo la referencia en un mercado donde todo cambia, y más si es internet.

Podemos afirmar que si hay pocos profesionales capacitados para poder competir sobre un mismo servicio a traducir el resultado final es un mayor precio del servicio. Luego la traducción especializada es más rentable que una traducción común.

Ahora párate a pensar, conoces dos o más idiomas a la perfección, pero, ¿eres especialista en algo?, si es así estás de enhorabuena podrás desempeñar un trabajo muy flexible sobre todo si lo haces desde casa y poder conseguir dinero con unos conocimientos que tienes y que no los estás sacando beneficio alguno.

Si es así y quieres sacar beneficio, ¿porque no tener tu propio sitio web donde ofrecer un servicio de traducción completo?, con nosotros es posible y además gratis. Es muy sencillo.

Te ayudamos a sacar partido de ese conocimiento realizando trabajos como traductor y ganar dinero desde casa y todo de una manera fácil y transparente para ti. Si estás interesado contacta con nosotros te asesoramos sin ningún compromiso por tu parte. No lo dudes y prueba a ofrecer un servicio de traducción online propio y personalizado.

¿Te animas?.